Ingrese al sitio (login)

Por tareas de mantenimiento, hemos suspendido nuevas suscripciones al sitio.



>>> IMPORTANTE: los datos y consultas de los usuarios registrados, se mantienen bajo estricta confidencialidad. <<<

Buscar...

mens sana in corpore sano...

endocrinología | metabolismo | nutrición

Emociones positivas y sistema inmunitario, una relación bidireccional

Escrito por Equipo Médico
PDFImprimirCorreo electrónico
07
Abr
2020

Un lector nos comparte sus pinturas, podrían conincidir de alguna manera con aspectos de la pandemia actual, el estado de ánimo durante la cuarentena, y la descontaminación (ante la ausencia humana) de algunos lugares muy conocidos, agradecemos el aporte que nos ayuda a entrar en tema.

 

retrato 

 

Un hermoso paisaje, una obra de arte o la escucha de una pieza musical (como el "Ave María" de Schubert por ejemplo) puede resultar un buen impulso al sistema inmunitario.

Investigadores de la Universidad de California en Berkeley, han vinculado las emociones positivas, especialmente el asombro que sentimos cuando nos conmueve la belleza de la naturaleza, el arte o la espiritualidad, con la regulación a niveles apropiados de las citoquinas proinflamatorias.

"Nuestros hallazgos demuestran que las emociones positivas están asociadas con los marcadores de buena salud", dijo Jennifer Stellar, investigadora postdoctoral en la Universidad de Toronto y autora principal del estudio, que realizó mientras estaba en UC Berkeley.

Si bien las citoquinas como la IL-6 es entre otras cosas capaz de controlar la amplitud de la respuesta inflamatoria aguda, ejerciendo, por tanto, también un efecto antiinflamatorio la sobreproducción de citoquinas puede ser el causante primario de muchas enfermedades inflamatorias y autoinmunes, como la artritis, esclerosis múltiple u osteoporosis. Es por ello que es de vital importancia controlar los niveles de esta citoquina, sobre todo en aquellas patologías en las que la IL-6 está implicada.

Hace tiempo que se estableció que una dieta saludable y mucho sueño y ejercicio refuerzan las defensas del cuerpo contra las enfermedades físicas y mentales. Pero el estudio de Berkeley, cuyos hallazgos acaban de publicarse en la revista Emotion , es uno de los primeros en analizar el papel de las emociones positivas en ese arsenal.

 

Venecia

 

"Ese asombro ante la maravilla y la belleza promueven niveles más saludables de citoquinas y sugiere que las cosas que hacemos para experimentar estas emociones - un paseo por la naturaleza, perderse en la música, contemplar el arte - tiene una influencia directa y muy positiva sobre la salud y la esperanza de vida", dijo UC Berkeley psicólogo Dacher Keltner, coautor del estudio.

En dos experimentos separados, más de 200 adultos jóvenes informaron en un día determinado hasta qué punto habían experimentado emociones tan positivas como diversión, asombro, compasión, satisfacción, alegría, amor y orgullo. Las muestras de tejido tomadas de la mucosa oral, ese mismo día mostraron que aquellos que experimentaron más de estas emociones positivas, especialmente asombro, sorpresa y estupor, tenían los mejores niveles de citoquina.

Además de las enfermedades autoinmunes, las citoquinas elevadas se han relacionado con la depresión. Un estudio reciente encontró que los pacientes deprimidos tenían niveles más altos de TNF-alfa que sus contrapartes no deprimidas. Se cree que al indicar al cerebro que produzca moléculas inflamatorias, las citocinas pueden bloquear las hormonas clave y los neurotransmisores, como la serotonina y la dopamina, que controlan los estados de ánimo, el apetito, el sueño y la memoria.

En respuesta a por qué el asombro sería un potente predictor de citoquinas proinflamatorias reducidas, este último estudio plantea que "el asombro está asociado con la curiosidad y el deseo de explorar, sugiriendo respuestas conductuales antitéticas a las encontradas durante la inflamación, donde los individuos generalmente se retiran de los demás en su entorno ", dijo Stellar

También dijo que es posible que estos procesos ocurran de forma bidireccional es decir que niveles apropiados de citoquinas promuevan emociones positivas y en el otro sentido también, que personas que sientan emociones más positivas modifiquen sus niveles de citoquinas, es decir que hay una relación bidireccional.

Referencia bibliográfica:

Jennifer E. Stellar, Neha John-Henderson, Craig L. Anderson, Amie M. Gordon, Galen D. McNeil, Dacher Keltner. Positive Affect and Markers of Inflammation: Discrete Positive Emotions Predict Lower Levels of Inflammatory Cytokines. Emotion (2015). DOI: 10.1037/emo0000033.
Kimura, A., & Kishimoto, T. (2010). IL-6: Regulator of Treg/Th17 balance. European Journal of Immunology, 40(7), 1830–1835.
Kishimoto, T. (2010). IL-6: From its discovery to clinical applications. International Immunology, 22(5), 347–352.
Gabay, C. (2008). Interleukin-6 and chronic inflammation. Arthritis Research & Therapy, 8(Suppl 2):S3.

 

 

Última actualización el 07 de Abril de 2020
Buscar - Contenidos
Buscar - Weblinks
Buscar - Contactos
Buscar - Categorias
Buscar - Secciones
Buscar - Newsfeeds
separator copy.jpg