Día Mundial de la Obesidad (Problema Mundial)

Escrito por Equipo Médico Imprimir
04
Mar
2020

Uruguay enfrenta el sobrepeso y obesidad. El incremento del sobrepeso y la obesidad se han convertido en uno de los principales problemas de salud pública a nivel mundial en todos los grupos de edad, pero en particular en niños y adolescentes la situación está tomando proporciones alarmantes.

Guia alimentacion

Uruguay no es ajeno a esta realidad:

 

No se trata de un problema estético

El sobrepeso y la obesidad constituyen un factor de riesgo importante para enfermedades no transmisibles como: enfermedades cardiovasculares, diabetes y algunos tipos de cáncer. Estos grupos de enfermedades son las principales causas de enfermedad y muerte en nuestro país.

Los niños y adolescentes con sobrepeso y obesidad tienen mayores probabilidades de continuar siendo obesos al llegar a la edad adulta y están expuestos a mayor riesgo de sufrir éstas enfermedades. Además de los riesgos a futuro, durante la niñez presentan dificultades respiratorias, mayor riesgo de fracturas, hipertensión, marcadores tempranos de enfermedades cardiovasculares y resistencia a la insulina.

Las consecuencias no se limitan a su salud física, sino también incluyen el desarrollo dificultades conductuales y emocionales como la depresión y el sentimiento de estigmatización.

 

La obesidad no es simplemente una consecuencia de elecciones individuales

Hoy en día los niños crecen en un entorno obesogénico que promueve el aumento de peso y la obesidad.

Se observa un alto consumo de calorías, azúcares, grasas y sodio a partir de productos ultraprocesados. Este aumento en el consumo es impulsado principalmente por su asequibilidad y disponibilidad en muchos puntos de venta, así como por su publicidad, que está particularmente dirigida a los niños.

Al mismo tiempo, ha ocurrido un descenso en la actividad física, vinculado a un aumento del tiempo que los niños dedican a actividades recreativas que implican el uso de pantallas y son por tanto sedentarias.

Además, la influencia del ambiente aún desde antes de nacer, durante la etapa gestacional, condiciona el crecimiento, la composición corporal y el riesgo posterior de obesidad y enfermedades no transmisibles.

 

Ninguna intervención aislada puede frenar la creciente epidemia de obesidad.

Es necesario poner en práctica acciones multisectoriales, coordinadas y coherentes, con el fin de modificar el entorno obesogénico.

Es imprescindible crear un ambiente que apoye las elecciones individuales haciendo que las decisiones saludables sean la opción más fácil. Para lograrlo, se deben poner en práctica políticas basadas en evidencia que hacen que la actividad física regular y las opciones alimentarias más saludables estén disponibles, sean asequibles y fácilmente accesibles para todos.

Entre las medidas recomendadas para hacer frente a la epidemia se destacan:

 

Pará, mirá y elegí

A partir del 1 de marzo los productos envasados que contienen cantidades excesivas de sodio, azúcar, grasas o grasas saturadas deben incorporar una etiqueta en el frente de su envase.

El objetivo es brindar a la población una herramienta clara, sencilla y accesible que facilite la toma de decisiones informadas.

 

etiquetado obesidad salud
En los centros de enseñanza, la presencia de los octógonos facilitará la implementación de la Ley 19140, ya que  de forma rápida se podrán identificar los productos que no deben ser publicitados ni exhibidos en los puntos de venta.

 

Fuente: Sitio web del Miniesterio de Salud Pública del Uruguay

Última actualización el 06 de Marzo de 2020