Ingrese al sitio (login)

Por tareas de mantenimiento, hemos suspendido nuevas suscripciones al sitio.



>>> IMPORTANTE: los datos y consultas de los usuarios registrados, se mantienen bajo estricta confidencialidad. <<<

Buscar...

mens sana in corpore sano...

endocrinología | metabolismo | nutrición

Suscríbase

Certificaciones

 

Nosotros subscribimos Los Principios del código HONcode de la Fundación Salud en la Red Nosotros subscribimos los Principios del código HONcode.
Compruébelo aquí.

Hábitos de vida: los cambiamos?

Escrito por Dra. Susana Scarone
PDFImprimirCorreo electrónico
25
Ago
2014

mujer

Con la siguiente pregunta intentamos satisfacer la inquietud de tantos lectores de nuestra página.   Definimos  lo que es un hábito: es una costumbre o disposición adquirida por actos que los realizamos en forma repetida. Esta manera  de actuar puede repercutir favorablemente o no, de acuerdo a lo que escogemos. Cuando, optamos por hábitos saludables, los mismos van a tener un impacto sobre nuestra calidad de vida,  modificando factores de riesgo, y como consecuencia  evitando complicaciones futuras.

 

¿Que tal si tratamos de organizarnos para cambiar nuestro hábitos ?. ¿Por donde comenzar ?

 

 

Un buen comienzo es realizar cambios en la alimentación.  En muchas oportunidades ponemos excusas, en cuanto a la preparación de los alimentos, ya sea por situaciones laborales o vinculadas al estudio, posponemos la planificación. Comer por supuesto que lo debemos hacer, pero la organización se impone.  

En 1º lugar, en la consulta médica escuchamos, yo no puedo desayunar, porque me cae mal. Si partimos de una negativa, nos predisponemos a no hacerlo, pero..., no valdrá la pena comenzar por modificar nuestro pensamiento, actitud y aceptar que esta comida principal, quizá la más importante del día, debido a nos encontramos en  ayuno.
Un plan de alimentación saludable es aquel en el cual, se debe fraccionar en 4 comidas principales y 2 o 3 colaciones.

 

comer-ensalada
El mismo debe contemplar el consumo:
*de cereales,
*lácteos los cuales se deben adaptar a la edad del paciente ya que no es lo mismo los requerimientos de calcio en una mujer embarazada, en un niño o en  menopáusica.
*verduras y frutas
*legumbres
*Carnes: rojas las cuales con 2 o 3 veces a la semana sera suficiente, en cuanto a las carnes blancas aumentar sobre todo el pescado
*utilizar de preferencia aceite de oliva, canola o arroz, en lo posible tratando de descartar el que utilizamos
*evitar frituras

 

Otro aspecto a jerarquizar, es adquirir el hábito de realizar ejercicio físico, sabemos que muchas veces por razones de tiempo este queda relegado, pero pensemos ¿no podremos comenzar con 15 minutos al día con caminatas, o con el simple hecho de abandonar el colectivo o el coche más lejos del lugar donde nos proponemos ir?. El tiempo hay que buscarlo, después de tener esta meta aumentamos el mismo a 30 minutos diarios y saben que; nos damos cuenta que podemos. El ejercicio tiene muchos beneficios, entre ellos libera endorfinas, que nos trae bienestar. Esto nos lleva a la pérdida ponderal y  a reforzar nuestro aparato cardiovascular, articulaciones y nuestro estado de ánimo.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                            Antes de comenzar con la actividad física, debemos consultar a un médico el cual realizará un chequeo.


Abandono del hábito tabáquico, ustedes me dirán pero no puedo todo junto. Lo aceptamos, puede ser que en un comienzo todo sea un ovillo  que en forma paulatina lo vamos desenredando hasta  lograr nuestro objetivo. A medida que veamos que estamos cuidando de nuestro organismo, abandonando hábitos no saludables, tendremos voluntad de ponernos metas, organizarnos y esto nos agradará.       Piensen la cantidad de dinero desperdiciado en este hábito tan dañiño. Recuerden que es el único factor de riesgo que podemos tomar la decisión de suprimirlo. Esta adicción, es también una enfermedad crónica que debemos abordar solos o acompañados por el equipo de salud, se puede. Tengan a mano una caja en la cual depositen el dinero de las cajillas de cigarro, van ahorrar en dinero pero lo mas importante en salud. Piensen en ello.....

 

De esta manera estaremos previniendo  los estados disglucémicos (glucemia de ayuno alterada, intolerancia a los hidratos de carbono),  la hipertensión arterial tan frecuente , aumento de ácido úrico y  dislipemias o aumento de las grasas sanguíneas.
Este último aspecto, la dislipemia, constituye un factor de riesgo mayor para la obstrucción de las arterias por placas de ateroma, aterosclerosis. Al existir una obstrucción se genera una detención en el paso de las sangre a nivel de arterias importantes, por ejemplo en las coronarias las cuales son fuente de oxígeno para el corazón si están obstruidas, el pasaje de sangre se ve enlentecido o simplemente no circula, en esta situación  el paciente puede cursar con dolor en el pecho, falta de aire o disnea y llegar a producirse un infarto de miocardio.
Otras de las arterias involucradas pueden ser las del cerebro o las periféricas y cursar respectivamente con un Accidente Cerebro Vascular (con su secuela la hemiplejia) o una arteriopatía obstructiva


Reflexionemos: vale la pena los cambios en nuestros hábitos de vida...

Última actualización el 26 de Agosto de 2014
Buscar - Contenidos
Buscar - Weblinks
Buscar - Contactos
Buscar - Categorias
Buscar - Secciones
Buscar - Newsfeeds