Ausencia de menstruación

Escrito por Dra. Susana Scarone Imprimir
07
Sep
2014

1

Amenorrea, otra manera de comprenderla

 

En esta oportunidad, los trastornos menstruales serán analizados desde otra óptica, para comprender mejor el funcionamiento del eje hipotálamo-hipofiso gonadal  femenino.

Al hablar de amenorrea se está  haciendo mención a la ausencia de menstruación y ésta puede ser clasificada en:

Asimismo, existe otra clasificación de la misma, este trastorno puede ser primario o secundario.

Es primario cuando se trata de la ausencia de la primera menstruación en una niña:

Amenorrea secundaria es la ausencia del ciclo menstrual , en una paciente que ya menstruó, durante un lapso igual a tres de sus ciclos menstruales habituales o seis meses –descartando el embarazo-.  Por lo tanto, el primer examen paraclínico que se debe realizar a una paciente en edad activa que sufre amenorrea es una βHCG; de esta manera, se sabrá si la paciente está frente a un posible embarazo.

girl

Factores que intervienen

 

Para poder comprender este tema es indispensable plantear el funcionamiento del sistema endócrino. El organismo humano está interrelacionado  de diversas formas mientras mantiene una estrecha relación entre los sistemas nervioso y endócrino. Este último se encuentra integrado por una serie de glándulas designadas de secreción interna –ya sean gónadas, páncreas, hipófisis, tiroides, entre otras- dado que vuelcan las hormonas a la sangre. A través de este mecanismo, las hormonas llegan al torrente circulatorio y alcanzan el  tejido blanco específico. Pero los componentes son muchos y para lograr entender con claridad, el mecanismo exacto del ciclo menstrual, creemos importante explicarlo en forma paulatina.

Para que se produzca la menstruación, es necesario que se establezca una intercomunicación entre el hipotálamo, la hipófisis, los ovarios y los genitales. Para ello debemos contar con un canal genital permeable, un endometrio –la capa interna del útero- que responda al estímulo hormonal, la indemnidad del eje hipotálamo-hipófiso-ovárico y la correcta función y estructura ovárica.

30-gra-11_copy

La menstruación

Ésta es producto de la descamación de  la capa interna del útero –endometrio- el cual se desprende y con ello el sangrado menstrual. Para que este paso final se haga evidente es necesario un canal genital sano (permeable) que sea capaz de transportar el  flujo menstrual –desde el útero hasta la vagina y de allí al exterior a través del introito.

Los ovarios son los encargados de secretar hormonas sexuales, denominadas estrógeno y progesterona, que actúan en diferentes fases a nivel del endometrio: en un ciclo normal, primero opera el estrógeno y luego la progesterona -en el día 21-.

Al mismo tiempo, los ovarios son estimulados por hormonas derivadas de la hipófisis anterior que son denominadas las gonadotropinas –hormona luteinizante (LH) y hormona folículo estimulante (FSH)-. Estas se liberan en forma de pulsos y actúan a nivel de ellos a la vez que inducen la maduración de los folículos ováricos, luego la ovolación y después la formación del cuerpo lúteo. Pero la hipófisis anterior también necesita del hipotálamo y lo hace a través de sus factores de estimulación –en este caso, hormonas estimulantes de las gonadotrofinas (GnRH)-.

A grandes rasgos, existe una intercomunicación entre diferentes órganos y para que todo este mecanismo se ponga en funcionamiento hace falta una correcta relación y sincronización del sistema hipotálamo-hipófiso-gonadal.

 

Causas de amenorrea

 Clasificación de acuerdo a los órganos implicados.

Hipotálamo

 

 

Hipófisis

 

 

Ovarios

 

 

Útero

 

 

Vagina

Otras alteraciones

 

 

 

Última actualización el 05 de Septiembre de 2014