Ingrese al sitio (login)

Por tareas de mantenimiento, hemos suspendido nuevas suscripciones al sitio.



>>> IMPORTANTE: los datos y consultas de los usuarios registrados, se mantienen bajo estricta confidencialidad. <<<

Buscar...

mens sana in corpore sano...

endocrinología | metabolismo | nutrición

Alerta a la población por Vibrio Vulnificus

Escrito por Equipo Médico
PDFImprimirCorreo electrónico
31
Ene
2018

Screen Shot 2018 01 31 at 6.43.34 PMScreen Shot 2018 01 31 at 6.43.40 PM

Comunicado al cuerpo médico

Recomendaciones Diagnóstico y Tratamiento

Infección por Vibrio vulnificus 

 

La Direccion General de la Salud por intermedio de su Subdirector el Dr. Gilberto Ríos nos hace llegar este comunicado sobre Vibrio Vulnificus con la finalidad de que especialmente pacientes con factores de riesgo y la comunidad en general, conozcan las características de esta enfermedad.

vibriovulnificusLas especies de Vibrios no coléricos como Vibrio vulnificus, Vibrio parahaemolyticus, Vibrio fluvialis, Vibrio alginolyticus y otros son bacterias que habitan naturalmente en aguas marinas o desembocaduras de ríos y raramente causan enfermedad. La multiplicación de estos agentes es mayor en los meses cálidos.

En cuanto a la presentación clínica: V.vulnificus causa mas frecuentemente infecciones de herida y partes blandas mientras V.parahaemolyticus produce mas frecuentemente gastroenterocolitis, vinculado especialmente al consumo de ostras crudas. 

 

Infecciones de partes blandas por exposición a aguas marinas

Vibrio vulnificus es el agente mas frecuente aunque puede encontrarse otras especies. Se trata de un bacilo Gram negativo curvo, clasificado dentro de la familia Vibrionaceae, oxidasa positivo, móvil, anaerobio facultativo que crece en los medios de cultivo de uso habitual en Laboratorio de Microbiología.

 

Factores predisponentes:

  • Herida previa
  • Sexo masculino, mayor de 50 años
  • Enfermedades hepáticas
  • Alcoholismo
  • Diabetes
  • Insuficiencia renal
  • Inmunocomprometido

 

Presentación clínica

Las más habitual es: herida nueva/previa + contacto con agua marina o estuario + huesped susceptible  + lesiones necroticas de piel + sepsis.

La enfermedad, típicamente inicia entre tres a siete días después de haber sido expuesto y generalmente causa fiebre, escalofríos, dolor, edema y enrojecimiento de la piel (usualmente en lesiones o heridas previas) pudiendo presentar lesiones bullosas con contenido sero-hemático (celulitis dolorosa de rápida progresión) y evolucionar en algunos casos a una fascitis necrotizante y cuadros más graves con shock séptico.

Esta forma puede ocurrir en pacientes sin los factores de riesgo previamente descritos

Los estudios de laboratorio generalmente muestras las alteraciones propias de una infección grave: leucocitosis con desviación a izquierda y otras alteraciones que se pueden ver en casos de sepsis.  

Cuando existe mionecrosis o en las fascitis necrotizantes los niveles plasmáticos de CPK frecuentemente aumentan. Los estudios de imagen muestran alteraciones inespecíficas como edema y acumulación de líquidos en los tejidos afectados.

El diagnóstico etiológico es posible a partir del cultivo de muestras de la bullas, muestras de partes blandas obtenidas por punción aspiración o muestras quirúrgicas. El exámen directo de Gram puede dar una orientación rápida si muestra exclusivamente bacilos gram negativos habitualmente curvos sin otra flora asociada. Los cultivos pueden dar resultados primarios presuntivos dentro las primeras 48-72 horas. La bacteriemia es frecuente por lo que se impone la obtención de hemocultivos de rutina para el diagnóstico etiológico.

 

Tratamiento

No demorar el inicio de los antibióticos en caso de fuerte sospecha. Puede requerir debridamiento/fasciotomia en caso de fascitis necrotizante o mionecrosis.

El tratamiento antibiótico de elección para estas infecciones consiste en:

Cefalosporinas de tercera generación (Cefotaxima 2gr i/v c/6 hs o Ceftriaxona i/v 2gr c/24 hs o Ceftazidima 2 gr i/v c/8 hs) o Quinolonas (Ciprofloxacina 400mg c/8 o c/12 hs, Levofloxacina 500 mg i/v c/12 hs, Moxifloxacina 400 mg i/v c/24hs). En las formas graves se recomienda la asociación de una cefalosporina y una quinolona.

En los niños se puede utilizar además Trimethoprim/ Sulfametoxazol o Aminoglucósidos asociados a cefalosporinas.

En los países dónde la Doxiciclina está disponible en forma parenteral es una de las opciones preferidas, asociada a una cefalosporina de tercera generación.

En casos menos severos de celulitis se puede utilizar la vía oral con Doxiciclina sola o asociada a Ciprofloxacina, o pasar a esta vía después de 72 hs de tratamiento iv con mejoría del cuadro.

 

Medidas preventivas

Los pacientes con factores de riesgo como los mencionados y/o con lesiones de piel y partes blandas expuestas, deberían evitar la exposición a las aguas marinas, sobre todo con temperaturas superiores a los 20ºC o la manipulación de mariscos sin medidas de higiene adecuadas (especialmente guantes adecuados y adecuado lavado de manos).

NOTA: Si se aísla una cepa de Vibrio no cholerae, se solicita el envío de la misma a DLSP

Última actualización el 31 de Enero de 2018
Buscar - Contenidos
Buscar - Weblinks
Buscar - Contactos
Buscar - Categorias
Buscar - Secciones
Buscar - Newsfeeds