Tratamiento dietético de la hiperuricemia

Escrito por Lic. Florencia Fernandez Martínez Imprimir
01
Ago
2018

urea

Habitualmente el nivel de acido úrico en sangre se mantiene dentro de las cifras normales, cuando esos valores superan el punto de corte establecido se considera que existe hiperuricemia. El exceso de ácido úrico puede predisponer al desarrollo de gota y es un factor de riesgo independiente cardiovascular.

[ artículo supervisado por Dra. Susana Scarone ]

 

El ácido úrico es el producto final del metabolismo de las purinas (proteínas), cuando está elevado lo denominamos Hiperuricemia, la misma se puede producir por:

* una excesiva síntesis de ácido úrico en el organismo,

*un gran aporte de purinas en la dieta,

*una alteración en la excreción fecal y renal o

*por un mecanismo mixto.

 

 

La hiperuricemia frecuentemente se asocia con otros factores de riesgo cardiovasculares como :

 

A su vez existen factores nutricionales que favorecen la hiperuricemia y es fundamental conocerlos para determinar las estrategias que se deben utilizar en el tratamiento como son:  

 

 

Tratamiento de la hiperuricemia

Las bases del tratamiento comprende tratamiento dietético y en caso de ser  necesario asociar un fármaco reductor de ácido úrico.

Los objetivos del tratamiento son

Tratamiento dietético

La alimentación debe ser equilibrada para mantener un peso adecuado, teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

Se debe tener en cuenta que generalmente las personas con hiperuricemia asocian otras patologías. Por lo que en el tratamiento nutricional se deben contemplar todas y realizar una selección de alimentos adecuada de acuerdo al conjunto de patologías asociadas.

Tabla de clasificación de los alimentos según el aporte de purinas

 

Contenido de purinas

Alimentos

Alto (150 - 1000mg/%)

- Extracto y caldos de carne

- Pescados grasos: anchoa, sardina, atún, trucha, arenque

- Mejillones

- Vísceras: molleja, hígado, riñones, corazón, lengua, etc

- Pavo, pato, gallina, cordero, perdiz

- Levadura de cerveza como complemento

- Cerveza

Moderado (50 - 150mg/%)

- Carnes de vaca magra, pollo sin piel y pescado magro

- Fiambres y embutidos

- Cereales integrales

- Leguminosas: lentejas, porotos, arvejas, garbanzos

- Espinacas y habas

- Mariscos (excepto mejillones- alto contenido)

- Maní

- Chocolate

Bajo (0 – 50mg/%)

- Leche, yogur, quesos

- Huevos

- Frutas

- Vegetales (salvo los mencionados con contenido moderado)

- Cereales no integrales

- Azúcar y dulces

- Aceite y cantidades moderadas de otras grasas

- Infusiones

 

Bibliografía consultada


(1) Torresani M, Somoza M. Lineamientos para el cuidado nutricional. 2da edición. Buenos Aires, 2003.

(2) Mahan L, Escott-strump S. Nutrición y dietoterapia de Krause. 10ª ed. Mejico: McGraw-Hill Interamericana, 2002. (1274p)

(3) Material de clase Terapia Nutricional. Hiperuricemia. Agosto, 2010.

Última actualización el 01 de Agosto de 2018